Actitudes para la Superación Personal | QuiereteMilVecesMas

Actitudes y Valores para la Superación Personal

Cuántas veces te has echado atrás de cumplir uno de tus sueños porque no has podido superar los obstáculos o, tal vez incluso, porque el miedo al fracaso te ha impedido siquiera intentarlo.

Si tomas café, te o cualquier otra infusión, sabrás que antes de poderlo servir para su degustación hay un paso obligatorio en el proceso, el filtrado. La filtración evita que puedan pasar partículas indeseadas. A semejanza de lo que ocurre con el te o el café, en la vida también existen filtros en forma de muros imaginarios que, para muchos, son esos obstáculos infranqueables que les hace desistir de la consecución de su deseo, pero que en realidad dejan de ser obstáculos y desaparecen para aquellas personas con suficiente autoestima que luchan con pasión y determinación.

Una de las personas con cuya filosofía de la vida más me identifico, Randy Pausch (1960 – 12008 · Profesor de ingeniería informática, de interacción MMI y de diseño en la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburgh, Pensilvania, EEUU) decía en su discurso titulado <<Really Achieving Your Childhood Dreams>>:

“Los muros están ahí por un motivo: para mostrar cuánto deseas algo. Están para detener a los que no desean algo lo suficiente. Están para –los otros–.”

Y así es, si tienes un sueño, un deseo…, persíguelo con pasión. Luego podrás conseguirlo o no, eso es lo de menos, pues de lo que hay que disfrutar no es de la consecución sino del viaje, de la lucha por conseguir tu sueño. Los obstáculos sólo se convertirán en muros infranqueables para aquellas personas que realmente no lucharon lo suficiente por cumplir con sus deseos, las débiles de espíritu.

O como dice el personaje que interpreta Will Smith a su hijo, en la película “En Busca de la Felicidad” (The Pursuit of Happyness):

“Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Ni siquiera yo, ¿vale? Si tienes un sueño, tienes que protegerlo. Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes. Si quieres algo ve por ello y punto.”

Cuando pienso en luchar por los sueños o los deseos es inevitable para mí pensar en mis padres, ahora más concretamente en mi madre. Tiene 78 años y vive sola, lleva 40 años padeciendo asma, se queja de los dolores propios de la edad y dice que ya ha vivido lo que tenía que vivir, sin embargo, cada día es un reto para ella. Sólo hay algo que se le resiste a mi madre, y es bajar de peso, pero aun así no deja de intentarlo y después de seguir las innumerables dietas que le han mandado los médicos, en los últimos 6 meses ha logrado bajar 9 kg.

Mi madre es un ejemplo de gran motivación y rara incoherencia, pues nunca es consecuente con sus quejas. Así, se queja de estar cansada pero hasta hace unos años, cada día, y por su cuenta, se iba a una piscina pública cercana y durante unas dos horas de media se ejercitaba:

  • 30 minutos en la sala de aparatos; repitiendo 20 veces determinados ejercicios
  • 20 minutos de natación por su cuenta en el vaso grande de la piscina
  • 60 minutos de ejercicios con monitor en el vaso pequeño de la piscina
  • 10 minutos de descanso para la charla informal con las amigas

A la vuelta, unas veces en el transporte público y otras en el vehículo de alguna compañera, hacía las pequeñas compras del hogar, incluyendo el periódico local. Regresaba a casa y se hacía la comida. Luego por la tarde, si no tenía que ir a alguna revisión médica, se sentaba a leer el periódico y algún libro o a hacer manualidades; ya sea crochet, anillos, pulseras, collares, etc, que normalmente componían el regalo de cumpleaños de alguna compañera de gimnasia.

Junto a estas actividades hay que contar que ella sola se presentaba en las administraciones correspondientes para renovar su bono del autobús, el carné de identidad o el carné de conducir, que por cierto posee desde hace 45 años y sin haber conducido casi vehículo alguno, pero cada vez que está cercano su vencimiento se presenta y lo renueva, para gran sorpresa de todos sus hijos.

En casa tiene un pc que utiliza como puede, para chatear mediante messenger o skype con unas mínimas clases que le dimos, además de descargar las fotos que hace con su cámara fotográfica. Igualmente, en uno de sus cumpleaños le regalamos un Ipad que utiliza para leer, por ejemplo, estos artículos (ella fue mi primera lectora), para ver algún vídeo de alguna nieta cantando o para comunicarse con sus hermanos en Venezuela.

Y así podría contar tantas actividades más que realizaba mi madre, principalmente porque su deseo era estar en la mejor forma posible, no quedarse descolgada de las tecnologías y poder disfrutar del mundo todo lo que pudiera. Hoy en día realiza menos actividades físicas porque la edad no le permite tanto ritmo, sin embargo sigue en cuanto puede con sus manualidades (dos de las vendedoras de lotería de la zona lucen en sus muñecas bonitas pulseritas hechas por ella),  sus lecturas del periódico y libros en formato digital, etc.

Realmente te digo que para mi madre, como para muchas personas, no existen muros, sino los propios de la edad, pues cualquier cosa que se proponen lo hacen con pasión y con unas ganas inmensas de disfrutar y de superación personal. Y esa es la mayor prueba de que la frase de Randy Pausch es totalmente cierta.

Recuerda la próxima vez que veas un muro delante de ti que si deseas algo con todas tus ganas y pones todo de tu parte, ¡éste desaparecerá por arte de magia!

Firma

The following two tabs change content below.
A lo largo de la vida vamos acumulando experiencias, unas veces agradables y otras menos, que van marcando y desarrollando nuestra personalidad. Además, con la perspectiva de los años encontramos el sentido a muchas de las cosas que han ocurrido en nuestra vida, y que en aquel momento no comprendíamos. Quizás ha llegado el momento de que utilicemos esta nueva aptitud para beneficio de otros que andan perdidos en los aconteceres que un día nos afectaron también a nosotros. Soy Coach Personal, Formador, Consultor y Bloguero.

Latest posts by José Ramón García (see all)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario