máquina de fuerza

La motivación de la meta cumplida

La motivación de la meta cumplidaNo sé si te ha ocurrido alguna vez algo parecido a lo que te comento a continuación: Te ilusionas con algo que quieres conseguir, lo planeas superficialmente, y cuando crees posible su consecución, como si de una prueba de fuego se tratara, se lo comentas con toda clase de detalles a algún amigo o amiga, incluso improvisando mientras hablas, para ver qué le parece. Normalmente esa persona con la que has compartido tu meta ve muy buena la idea y te anima a que la persigas. Una vez has contrastado que los demás se entusiasman o ven interesante tu idea decides ponerte manos a la obra.

Lo que ocurre luego ya no es tan esperanzador como lo anterior, pues resulta que después de un tiempo trabajando sobre tu idea, te sientes desanimado, ya no confías tanto en la viabilidad de tu objetivo, no lo ves tan original… es como si golpearas una de esas máquinas que hay en los parques de atracciones para medir tu fuerza, esperando tocar la campana, y luego resulta que apenas llegas a la mitad. ¿Qué ha ocurrido?

Analizando las causas de ese desánimo, me he encontrado con que existen estudios científicos que demuestran que contarle a alguien nuestras metas, antes de que hayamos siquiera comenzado a trabajar en su consecución, reducen las posibilidades de alcanzarlas. Esto se debe en parte a que cuando uno se plantea una meta existen ciertos pasos que hay que dar y que se consiguen con trabajo, pero cuando compartimos esa idea con alguien se produce un fenómeno, que los psicólogos relacionan con la “realidad social”, a través del cual nuestra mente siente como que esa meta ya se ha logrado y se adelanta artificialmente la sensación de satisfacción de haberla conseguido realmente, disminuyendo por lo tanto nuestra motivación.

No creas que hace mucho que he descubierto esta teoría, pero créeme si te digo que le he encontrado explicación a unos cuantos de mis fracasos. Así que te propongo que reflexiones sobre si ésta puede ser también la causa de que algunos de tus proyectos hayan quedado a medias. Creo que a veces no podemos evitar el compartir con otros nuestras metas, cuando todavía son sólo una idea en nuestra mente, porque en el fondo sentimos cierta inseguridad y no terminamos de confiar en nosotros mismos, así que buscamos el refuerzo en el visto bueno de los demás. Lo más honesto para con nosotros quizás sea esforzarnos por conseguir nuestras metas y luego de que nuestro esfuerzo de sus frutos será hora de compartirlo con los demás. ¿Qué te parece a ti?

Gracias.
José Ramón García

QuiereteMilVecesMas.com

The following two tabs change content below.
A lo largo de la vida vamos acumulando experiencias, unas veces agradables y otras menos, que van marcando y desarrollando nuestra personalidad. Además, con la perspectiva de los años encontramos el sentido a muchas de las cosas que han ocurrido en nuestra vida, y que en aquel momento no comprendíamos. Quizás ha llegado el momento de que utilicemos esta nueva aptitud para beneficio de otros que andan perdidos en los aconteceres que un día nos afectaron también a nosotros. Soy Coach Personal, Formador, Consultor y Bloguero.

Latest posts by José Ramón García (see all)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario